Etiquetas

El Reino de los Cielos exige esfuerzo, y los esforzados lo conquistarán (Mt 11, 12)… Y es que las mejores cosas siempre exigen esfuerzo, las mejores cosas para poderlas obtener y valorar es necesario colocar nuestro empeño y nuestras energías, y el Reino de los Cielos no está exento de este esfuerzo que debemos hacer para poder llegar a Él.

Y, para nosotros, cuál es el esfuerzo que debemos hacer? Como nos vamos a esforzar para poder conquistar ese Reino de los Cielos? Amando… Debemos esforzarnos amando a nuestro prójimo, debemos esforzarnos amando no sólo a nuestros amigo sino también a nuestros enemigos, debemos esforzarnos teniendo misericordia con las personas necesitadas, vistiendo al desnudo, hospedando al forastero, dado de comer al hambriento y de beber al sediento, visitando a los enfermos y encarcelados… En pocas palabras, debemos esforzarnos amando.

Así que, mis amadísimos hermanos, tratemos de llegar al Reino de los Cielos, no por el hecho de llegar a esa meta sino porque al final la recompensa será mucho más gratificante que el hecho mismo de haber llegado al final, esforcémonos y vivamos según el proyecto de vida que Cristo Jesús nos presenta, las bienaventuranzas, y saborearemos en esta vida parte de esa recompensa que nos espera en la vida eterna.

Anuncios