Etiquetas

En el principio ya existía aquel que es la Palabra, y aquel que es la Palabra estaba con Dios y era Dios (Jn 1, 1)… Y es que por la Palabra todas las cosas fueron creadas, nada existe si no gracias a la Palabra, todo cuanto vamos descubriendo ya existía desde el principio, sólo que nosotros no la habíamos visto todavía, pero es por la Palabra que la cosas están.

Y dentro de esas cosas que existen estamos nosotros que fuimos creados a imagen y semejanza de Él, que ya existía antes que nosotros seamos creados, y fuimos creados porque la Palabra nos amó desde el principio, y decide hacerse uno de nosotros porque nos ama y no quiere que nos perdamos en el pecado, no quiere que muramos eternamente, quiere que tengamos vida, y vida en abundancia, y ha venido también a darnos la paz, esa paz que solo Él puede darnos, porque este mundo sólo nos ofrece guerras y destrucción, este mundo nos ofrece una paz efímera, vacía, momentánea.

Por tanto, mis amadísimos hermanos, sabiendo que hemos sido creados para ser felices, acudamos a Aquel que nos da esa felicidad, acudamos a quien es verdaderamente la Palabra de Dios, imitemos su vida, hagamos de su vida nuestra vida, y experimentarémos la verdadera felicidad, viviremos en verdadera paz, y llegaremos a vivir eternamente en la luz que nunca se apagará.

Anuncios