Etiquetas

Su fama se extendió por toda Siria y le llevaban a todos los aquejados por diversas enfermedades y dolencias (Mt 4, 24)… Y es que Cristo Jesús se ha manifestado a todas las naciones, se ha presentado a todos los pueblos, ha llegado para buscar a la personas más necesitadas, a buscar a aquellos que se han descarriado, a buscar a los más necesitados, a los excluidos de la sociedad.

Así comenzó su misión, yendo primero a las periferias, a los límites del pueblo judío, donde el conocimiento del único y verdadero Dios quizás no había llegado, donde la experiencia de ver a un Dios que ame realmente a su pueblo era algo impensable, y menos aún que ese mismo Dios quiera hacerse hombre para salvarnos, ha querido hacerse uno más de nosotros para mostrarnos el verdadero rostro de Dios, como dice el mismo Jesús en el Evangelio: quien me ha visto a mí, ha visto al Padre, el Padre y yo somos uno.

Así que, mis amadísimos hermanos, Cristo Jesús ha querido manifestarse desde siempre en medio de nosotros, dejemoslo actuar en nuestras vidas para que muchos crean y vivan la fe al Dios único, dejemos que Él sea quien conduzca nuestras vidas para que podamos ver realmente el rostro de Dios, aceptándolo a Él podremos ver al Padre tal cual es, lleno de bondad, de amor, de misericordia, de perdón, de paz.

Anuncios