Etiquetas

Todos estaban asombrados de su enseñanza, porque les enseñaba como quien tiene autoridad y no como los escribas (Mc 1, 22)… Porque enseñaba el verdadero mensaje de Dios, enseñaba el amor de Dios, su misericordia, su bondad, su compasión, que busca a su pueblo constantemente para salvarlo, para amarlo y protegerlo.

Y es que el mismo Cristo Jesús es la muestra de ese amor de Dios, en mismo Cristo Jesús es quien puede mostrar el verdadero rostro de Dios, es quien ha visto realmente al Padre y es quien tiene esa autoridad necesaria para poderlo mostrar, porque desde toda la eternidad ha estado en Dios, porque Él es Dios.

Por tanto, mis amadísimos hermanos, escuchemos atentamente a Cristo Jesús, abramos las puertas de nuestros corazones a su mensaje, creamos en su Palabra y su Evangelio, porque en ella está contenida el mensaje de amor y salvación de nosotros y de todos los que viven a nuestro alrededor, y habiendo recibido y acogido ese mensaje en nuestras vidas, podremos llevar ese mismo mensaje a aquellos que no lo han podido recibir.

Anuncios