Etiquetas

Fueron a decirle a Jesús: “Por qué tus discípulos no ayunan, como los discípulos de Juan y los discípulos de los fariseos?” (Mc 2, 18)… Siendo Jesús el Hijo de Dios y estando en medio de nosotros, por qué debemos ayunar? Al contrario, debemos estar alegres porque Él está en medio de nosotros, debemos vivir según sus enseñanzas.

O es que pensamos que está muerto y no vive entre nosotros? O tal vez creemos que no ha resucitado y no se quedó en la Hostia consagrada? Y es que, verdaderamente, Él quiso quedarse en ese pedazo se pan para darnos una vida nueva, una vida que ni se acaba nunca, una vida según el espíritu y no según la carne.

Por tanto, mis amadísimos hermanos, vivamos activamente nuestra fe, Cristo Jesús nos acompaña en todo momento, Él está presente en todas nuestras acciones, en todos nuestros acontecimientos, vivamos esa alegría que nos da con su gracia, con su amor, con su misericordia.

Anuncios