Etiquetas

Y dos hombres conversaban con Jesús: eran Moisés y Elías (Lc 9, 30)… Este momento de la transfiguración del Señor es clave para nosotros, son muchas las cosas que nos dice, una de ella es que tanto la Ley representada con Moisés como los profetas representados por Elías tienen su cumplimiento en Cristo Jesús.

Y es que Dios nos deja muy claro un mensaje: “Este es mi Hijo amado, escúchenlo”, porque en Él se encuentra la verdad plena, porque es Él quien nos enseña como devenir vivir, y si seguimos sus pasos podremos transfigurarnos con Él y como Él, y cuando eso se da, viviremos el Reino de los Cielos en la tierra.

Por tanto, mis amadísimos hermanos, cumplamos la Ley, escuchemos los profetas y meditemos la Palabra de Dios, para que así veremos con nuestros propios ojos la grandeza del Señor en todo momento.

Anuncios