Etiquetas

Abraham respondió: “Tiene a Moisés y a los Profetas; que los escuchen” (Lc 16, 29)… En este texto vemos claramente en qué la Ley y los Profetas influyen en quien entra en el Reino de los Cielos y quien no, se ve claramente cómo debemos practicar la Ley y los Profetas.

Y, además, estamos en un tiempo propicio para practicar cada una de las obras de misericordia, no sólo por vivir el tiempo cuaresmal sino también en este año jubilar extraordinario de la misericordia, que nos hace reflexionar en cada aspecto de nuestra vida, y compartir nuestros bienes con aquellas personas que lo necesitan realmente, y no sólo dar cuanto nos sobra sino dar aquello de cuanto más necesitamos.

Por tanto, mis amadísimos hermanos, cumplamos con aquello que nos pide Dios por medio de nuestro Papa Francisco, que seamos misericordiosos, que acojamos y ayudemos a los más necesitados, que busquemos la manera de servir a aquellas personas necesitadas, a los hambrientos, a los sedientos, a los enfermos, a los moribundos, para que vivamos el verdadero amor.

Anuncios