Etiquetas

Uno de los escribas se acercó a Jesús y le preguntó: “Cuál es el primero de todos los mandamientos?” (Mc 12, 28)… Que un escriba pregunte acerca de la Ley es algo muy extraño, ya un escriba se sabe toda la Ley y los Profetas, y eso indica muchas cosas, pero una de ellas es que ese escriba tenía a Jesús como un sabio profeta.

No reconoce que frente a él está de quien hablan la Ley y los Profetas, no reconoce a quien es realmente la Ley, la vida, la perfección, y es quien nos va enseñando paulatinamente cómo debemos vivir esa Ley, nos va enseñando con su propia vida y de una manera fácil cómo cumplirla y colocarla en práctica.

Así qué, mis amadísimos hermanos, vivamos nuestras vidas tal como nos enseñó Cristo Jesús, amando a Dios sobre todas las cosas, sobre nuestros proyectos, sobre nuestra familia, y amemos al prójimo tal y como nosotros nos amamos a nosotros mismos, haciendo con ellos aquello que queremos que hagan con nosotros, ayudando a los que están necesitados, sin importar lo que hayas hecho o lo que son, simplemente viendo en ellos a Dios mismo.

Anuncios