Etiquetas

Les dijo: “Aquel de ustedes que no tenga pecado, que le tire la primera piedra” (Jn 8, 7)… En este pasaje evangélico son muchos los puntos a considerar, si una mujer era sorprendida en adulterio había que apedrearla, y el hombre? Y con esa ley querían poner a prueba a quien es la Ley, y al escrutarlo, que nos dice?

Quien esté libre de pecado, y hay alguno de nosotros que no tenga pecado? Hay alguno de nosotros, que pueda señalar a otro sin que pueda ser señalado? Y esto es lo más impresionante, que quien realmente nos puede señalar, tampoco lo hace, al contrario, nos perdona, nos dignifica, nos saca de la miseria y nos limpia, nos hace partícipes de su gracias y nos entrega su amor.

Por tanto, mis amadísimos hermanos, no juzguemos a las personas, por muy pecadores que sean, al contrario, ayudemosle a salir de la situación de pecado que se encuentran, perdonemos a quienes ofenden, porque en eso se basa la verdadera Ley, en amar a los demás sin medida, entregando todo por el prójimo, tal como Cristo Jesús lo hizo por nosotros.

Anuncios