Etiquetas

Por qué buscan entre los muertos el que está vivo? No está aquí; ha resucitado (Lc 24, 5 – 6)… El sepulcro está abierto, la tumba está vacía, sólo quedaron las sábanas donde lo envolvieron, no hay rastro de Él, nadie sabe a dónde se fue, todavía impresionados y asustados, no se puede creer, se han llevado el Cuerpo de Nuestro Señor! Ha resucitado? Cómo así? Qué hicieron con Él? Todavía falta embalsamar el cuerpo, no se ha preparado bien para la sepultura, aquí están los perfumes.

No es así como nos sentimos cuando descubrimos que la tumba está vacía? Acaso no nos acostumbramos de Él en vez de vivir la experiencia de estar con Él? Está en medio de nosotros, está a nuestro lado, vivo, glorioso, donde todo el mundo lo ve, pero son pocos los que creen que está allí presente verdaderamente, no es un mito, no es una fábula, no es un cuento, es real, se encuentra en medio de nosotros y nos acompaña en todo nuestro caminar.

Así que, mis amadísimos hermanos, vivamos esta Pascua con mucho júbilo, el Señor Jesús verdaderamente ha resucitado, sigue en medio de nosotros, muriendo venció a la muerte para nuestra salvación y resucitando restauró la vida a cada uno de nosotros, pagando así la deuda que teníamos con el Padre, abriendo de esa manera las puertas del Reino eterno.

Anuncios