Etiquetas

Como el Padre me ama, así los amo yo (Jn 15, 9)… Y si así ama al Hijo, cuanto amor nos tendrá que lo entregó a Él en la cruz por nuestra salvación? Y Cristo Jesús nos lo demostró entregando su vida por cada uno de nosotros, quiso derramar hasta la última gota de su Sangre, quiso quedarse en medio de nosotros en la Eucaristía, en las asistencias más sencillas, en el pan y el vino.

Y si fuera poco tanto amor, nos deja al Espíritu Santo para que nos guíe, para que no caminemos solos, y tanto eso, nos deja los sacramentos para que vivamos a plenitud la gracia de vivir en comunión con la Ssma Trinidad (el Padre, el Hijo y en Espíritu Santo), nos deja dos sacramentos importantísimos, la Eucaristía para que comamos y bebamos su Cuerpo y su Sangre, y también nos dejó el sacramento de la reconciliación para que podamos estar siempre en la gracia de Dios.

Por tanto, mis amadísimos hermanos, sintamos ese amor infinito que nos tiene Dios, démonos cuenta de lo importante que somos para Él y correspondamos con nuestras vidas y con nuestros actos a ese inmenso amor que nos tiene.

Anuncios