Etiquetas

Que haya sal en ustedes mismos y vivan en paz unos con otros (Mc 9, 50)… Y qué significa tener sal? Qué función tiene la sal? Que sería de la comida sin la sal? Simplemente, no tendría sabor, y qué sería del cuerpo sin la sal? No podría controlar la cantidad de agua en el cuerpo y no se transmitirían los impulsos nerviosos adecuados y los músculos no se relajarían debidamente, entre otras cosas.

Entonces, qué significa que haya sal entre nosotros mismos? Es ayudarnos mutuamente, es vivir en un mundo al que no pertenecemos pero esperanzados en llegar al que sí; significa darle el sentido a la vida, no sólo a la nuestra sino también a la de aquellos que nos rodean, es darle a este mundo un mejor aspecto, una mejor visión, un mejor sentir.

Por tanto, mis amadísimos hermanos, dejémonos instruir por el Espíritu Santo, dejémonos impregnar de esa sal que viene de lo alto, para que podamos dar verdadera vida y verdadero sabor a quienes nos rodean, para que así podamos vivir en paz unos con otros, podamos llevar ese amor de Cristo Jesús a todos los que nos rodean.

Anuncios