Etiquetas

Por eso te digo que sus pecados, sus numerosos pecados, le han sido perdonados porque ha demostrado mucho amor (Lc 7, 47)… Quien tiene misericordia recibe misericordia, somos perdonados en la medida que perdonamos, o no es eso lo que pedimos en el Padre Nuestro?

… Perdona nuestras ofensas así como perdonamos a quienes nos ofenden… Ese perdón y esa misericordia no la esperemos de los hombres, esa misericordia viene siempre de Dios, porque nos ama infinitamente, porque quiere que nosotros vivamos en el amor, que es Él mismo.

Así que, mis amadísimos hermanos, amemos sin medida, entreguemos nuestra vida al amor y al final de nuestras vidas no seremos defraudados, conoceremos al verdadero amor estando en su presencia, cara a cara.

Anuncios