Etiquetas

​Jesús dijo: Déjenlos, no impidan a los niños acercarse a mí; de los que son como ellos es el Reino de los Cielos (Mt 19, 14)… Y cómo son los niños? No son acaso sencillos, humildes, mansos? No son fáciles al perdón y a la reconciliación? No buscan ellos la paz y la unión? 
Y, que dice Jesús? Bienaventurados los mansos y humildes de corazón, porque de ellos es el Reino e los Cielos, de los que sin sencillos es la vida eterna, porque en ellos se encuentra Dios, y como dice el Apóstol, si Cristo Jesús siendo Dios no hizo alarde de su categoría divina, al contrario se rebajó y se hizo uno de nosotros, por qué nosotros siendo humanos queremos elevarnos a la categoría de Dios?
Así que, mis amadísimos hermanos, no dejemos que la soberbia nos nuble la verdadera vida, no dejemos que el egoísmo nos aparte del verdadero sentido de la vida, al contrario, vivamos enérgicamente ese amor que Dios nos ha entregado, reconozcamos sinceramente nuestras faltas, llevemos esa bondad que el Señor nos ha entregado y acerquémonos en todo tiempo al verdadero y único Dios, quien dio la vida para nuestra salvación.

Anuncios