Etiquetas

​Maestro, ¿cuál es el mandamiento más grande de la ley? (Mt 22, 34 – 40)… Desde el Génesis nosotros podemos encontrar esta respuesta, los judíos desde la salida de Egipto lo tienen como norma, y es amar a Dios sobre todas las cosas, amarlo más que las cosas materiales, más que el dinero, más que los placeres de este mundo, más que a nosotros mismos, inclusive.
También debemos amarlo más que a la familia y al prójimo pero, como dice el Apóstol, como amamos a Dios a quien no vemos y no amar al prójimo a quien vemos? Es algo contradictorio amar a uno sí y a otro no, y el amor a Dios nos lleva a amar al prójimo, tal como nos enseña el mismo Jesús cuando nos dice, amen al prójimo como a ustedes mismos, y en otro lugar nos enseña, ámense unos a otros como yo los he amado.
Por tal motivo, mis amadísimos hermanos, si cumplimos estos dos mandamientos los otros serán más fáciles, porque quien ama a Dios, cumplirá siempre su voluntad, y quien ama al prójimo busca en todo momento no hacerle daño, al contrario, busca siempre agradarle y ayudarle en todo cuanto necesite; busquemos en todo momento cumplir estos mandamientos, porque el mismo Dios nos lo ha dejado para beneficio de nosotros mismos, para nuestra salvación.

Anuncios