Etiquetas

​Esfuércense por entrar por la puerta, que es angosta (Lc 13, 22 – 30)… Son muchos los caminos que nos llevan a perdernos, y son muy amplios, pero la puerta que nos lleva a la salvación es una sola, sólo cumpliendo la voluntad de Dios es como podemos llegar a la vida eterna.
Ya el mismo Jesús nos dice, Yo soy el camino, la verdad y la vida, nadie va al Padre si no es por mí; Él mismo nos está mostrando cual es la puerta, Él mismo nos indica que debemos hacer para obtener esa vida eterna, simplemente debemos cargar con nuestra cruz y seguirle, debemos amar al prójimo como a nosotros mismos, debemos llevar la Buena Noticia a todas partes, debemos poner en práctica en todo momento las enseñanzas que Él nos dejó.
Así que, mis amadísimos hermanos, luchemos incansablemente por entrar por la puerta estrecha, busquemos siempre la manera de llevar la Palabra de Dios a todas partes, e intentemos ser fieles al único y verdadero Dios, quien nos llevará a la vida eterna con su misericordia y con su perdón.

Anuncios