Etiquetas

​Estemos siempre revestidos de las armaduras de la luz. Luchemos constantemente con las asechanzas del enemigo, que no es una persona más, nuestro enemigo trasciende este mundo. Vivamos siempre unidos, ayudémonos mutuamente en toda circunstancia. No ha existido un reino que perdure estando dividido. (Evangelio del día: Lc 11, 15 – 26)

Anuncios