Etiquetas

​No seamos sordos a la voz del Señor, alegrémonos y démosle gracias porque nos ha elegido para ser pueblo de su propiedad. Pongamos en práctica todas sus enseñanzas y andemos por el camino de santidad (Evangelio del día: Lc 1, 27 – 28)

Anuncios