Etiquetas

​Reconozcamos ante todas las personas que Cristo Jesús es verdadero Dios y verdadero hombre. Dejemos que el Espíritu Santo nos guíe y nos ilumine en todo momento, no le cerremos las puertas a su acción en nosotros ni hablemos en su contra, porque Él colocará en nuestros labios todo cuanto debemos decir (Evangelio del día: Lc 12, 8 – 12).

Anuncios