Etiquetas

​Trabajemos sin descansar para entrar por la puerta angosta, es la puerta que nos lleva a la salvación. No olvidemos a los más necesitados, ayudándolos a ellos es la manera más fácil de llegar al Reino de Dios (Evangelio del día: Lc 13, 22 – 30).

Anuncios