Etiquetas

​Sigamos luchando por hacer el bien, no tengamos miedos por las amenazas que nos puedan presentar. Debemos seguir ayudando a los más necesitados, a quienes están solos en las calles y plazas, en los hospitales, en las cárceles, a los niños y ancianos (Evangelio del día: Lc 13, 31 – 35).

Anuncios