Etiquetas

(De la homilía de un autor del siglo segundo) Estemos en todo momento en expectación del reino de Dios, viviendo en la caridad y en la justicia, pues desconocemos el día de la venida del Señor… Hagamos penitencia y obremos el bien… Purifiquémonos de nuestros antiguos pecados y busquemos nuestra salvación arrepintiéndonos de nuestras faltas en lo más profundo de nuestro ser. No adulemos a los hombres ni busquemos agradar solamente a los nuestros: procuremos por el contrario, edificar con nuestra vida a los que nos son cristianos, evitando así que el nombre de Dios sea blasfemado por nuestra causa (Evangelio del día: Jn 2, 13 – 22).

Anuncios